Creo que somos muchos los que coincidimos en que una de las características de la sociedad actual es la velocidad, aunque la misma no genera un triunfo. Como no podía ser de otra manera, el mundo empresarial no es ajeno a dicha característica y es que los proyectos empresariales se encuentran inmersos no solo en lo efímero de las tendencias sino que además deben de contrarrestar la incertidumbre de los mercados.

323195_swimmer_2La adaptación al entorno así como la agilidad de las organizaciones son claves para garantizar la continuidad de la actividad empresarial. Nos encontramos bajo una cultura empresarial efímera ya que las exigencias no permiten o impiden concentrarse en aquello que requiere de demasiado tiempo o esfuerzo. En ocasiones la escasez de tiempo no permite analizar todas las variables previo lanzamiento y es el propio mercado el encargado de valorar el resultado final.

Es aquí donde subrayo la figura del prototipo o la propia cultura del prototipaje, su creación no es fácil pero en muchas ocasiones existe la necesidad de convertir conceptos e ideas abstractas en tangibles. Sin ninguna duda el objetivo o la esencia del prototipo es facilitar el debate y análisis entorno al mismo.

La propia velocidad intrínseca al mercado como venimos diciendo exige de una rápida respuesta por parte de las organizaciones que requieren cada vez con más asiduidad de una actitud de diseño. Ya lo dice Osterwalder : “trabajar como diseñadores” para apoyar la exploración de nuevas ideas.

El diseño se convierte en una competencia transversal, permitiendo la innovación organizacional. Para favorecer el diseño podemos apoyarnos en diferentes técnicas como la aportación de los clientes, pensamiento visual, narración de historias o metodologías como Design Thinking que permitan ordenar conceptos.

Sin riesgo no hay innovación y debido a la efervescencia de los productos por la fugacidad del consumo, la cultura del prototipo en las organizaciones facilitará la creación y lanzamiento de proyectos, siendo el propio mercado quién debe de valorar y analizar sus características una vez lanzado para su reorientación.