Me gustaría comenzar este post con una analogía: Ver a las empresas como islas rodeadas ¿ Pero de qué? ¿ Qué es ese océano? Pues lo que en la actualidad rodea a las empresas es la incertidumbre, reflejada en los mercados con constantes cambios globales lo que exige una rápida respuesta por parte de las organizaciones en busca de esa deseada tierra que permita una adecuada adaptacicón.

Siguiendo en línea con la analogía inicial, para que las empresas consigan llegar a buen puerto deben de entender el conocimiento organizacional como la mayor ventaja competitiva duradera. Para ello las empresas deben de contruir una nave sólida que les permita navegar ante las adversidades, es decir, contruir un marco de acción que les permita crear, adquirir, transmitir y en último lugar modificar el conocimiento.

Todo este sistema debe de ser abierto para evitar duplicidades proporcionando una autonomía laboral donde el desarrollo personal propicie el avanze organizacional.
Los marineros (trabajadores) resultan esenciales para que el barco siga el rumbo marcado donde su experiencia y conocimiento marcará el devenir del viaje.
Sé que suelo ser repetitito pero no me canso de resaltar la importancia del cambio que de debe de producir para un adecuado desarrollo ya que de lo contrario, si no contamos con las personas sólo se conseguirá un potencial de mejora.

Que las empresas aprendan deben de ser expertas en las siguientes actividades:

- Resolucion sistemática de problemas, no vale con suposiciones sino que se recomienda el uso de la estadística.
- Experimentación, búsqueda de nuevo conocimiento
- Aprender de las experiencias, tanto éxitos como fracasos
- Aprender de los demás, ver cómo actuan otros
- Transmisión del conocimiento, extender a toda la empresa, aplicación práctica así como responsables abiertos a la crítica, convirtiendose éstos en un enfoque clave abiertos a dicho aprendizaje.

Uno de los problemas más usuales es entender mal el aprendizaje visto sólo como resolución de problemas o incluso que los expertos de la empresa eviten su propio aprendizaje.
Con todo esto las empresas podrán fortalecer su barco y mejorar la navegación ante futuras borrascas o temporales.;)