Los avances tecnológicos y la creciente competitividad obligan  a las empresas a estar actualizadas permanentemente  por lo que las prácticas colaborativas empiezan a ser cada vez más valoradas como una opción  más que rentable.

seguridad-de-la-escalera_2959219Es aquí donde podemos hablar de las comunidades de prácticas que puedan mejorar la productividad de las organizaciones gracias a la mejora de sus procesos y el empoderamiento de sus trabajadores que deben de evaluar,  proponer y solucionar en la toma de decisiones

Situar a estos grupos de trabajo  en el centro de cualquier mejora productiva implica una autonomía en su funcionamiento siendo el resultado final la suma de las productividades individuales y la transferencia de conocimiento.

Pero un cambio de tal dimensiones en la organizaciones, acostumbradas a estructuras funcionales o departamentales  puede acarrear una serie de problemas para gestionar este complejo cambio. Para afrontarlo  y que los proyectos no se desvirtualicen de su acto de fé, se requiere de una integración total y no sólo cambiar la estructura de los departamentos

Para dar respuesta a esas limitaciones de las organizaciones surgen los profesionales o equipos facilitadores,  quienes son  los encargados de desarrollar las capacidades  estratégicas  para redirigir las actuaciones del grupo del trabajo.

Entre los objetivos de estos profesionales están:

-          Impulsar la innovación

-          Asegurar la cohesión estratégica

-          Desburocratizar la organización

-          Instaurar una forma de hacer las cosas ( la innovación necesita de un método)

-          Agilizar el cambio organizacional

-          Uso de tecnologías sociales para una apretura empresarial

Dichos profesionales pueden adquirir un mayor protagonismo en la estructura clásica al tiempo que éstos disminuyen su peso e importancia. Mediante su intromisión en la metodología de trabajo se pretende generar una sabiduría transversal que permita dar una respuesta eficaz a los desafíos.

A modo de conclusión hacer hincapié en la importancia de las personas,  recalcanso  la importancia de un alto grado de implicación y madurez para que sean las mismas empresas las que se adapten al ritmo y calidad de sus empleados logrando  una mayor flexibilidad y orientación a resultados.