Por fin he tomado la decisión, y es que han sido muchos los que me han sugerido que haga un blog. Entre los motivos hay muchos: aprenderás, mejorarás  tú redacción, será tu carta de presentación el día de mañana o simplemente un lugar donde reflejar tus reflexiones sin  pretensión alguna.

En mi trayectoria en el 2.o que es relativamente reciente voy aprendiendo cosas nuevas, actualizo contenidos y todo ello gracias la interacción. Mi punto de inflexión lo ha marcado un proyecto sobre herramientas colaborativas para la gestión de proyectos. Lo que me ha hecho ver que la colaboración entre personas marcará la diferencia con términos tan importantes como inteligencia colectiva, aprendizaje colaborativo ( que espero ir explicando en diferentes posts).

Entiendo que el blog va a suponer un valor añadido unido a un esfuerzo extra, pero estoy tan seguro de su utilidad que he decidido lanzarme,  publicar posts con habitualidad y superar esa fase inicial de lanzamiento.

Y para arrancar con esta nueva iniciativa personal nada mejor que explicar el título del blog. En primer lugar,  la dificultad de encontrar un dominio libre que concuerde con el contenido. Por lo que me he decantado por “La factoría humana”.

¿Por qué? Porque las empresas deben de humanizarse, entender que las personas no son simples recursos y que de su conjugación obtendrán la mayor fuerza de diferenciación y ventaja competitiva.  Para ello las empresas están en pleno proceso de cambio, el cúal se puede ver favorecido por el uso de las nuevas tecnologías y metodologías de trabajo.

En fín que no me entretengo más con este primer post y empiezo a preparar los siguientes donde habrá por regla general un actor principal: las personas