portatil-de-trabajo_21260785Son muchas las empresas que se interesan y están introduciendo progresivamente  procesos colaborativos en sus dinámicas empresariales. No en vano se dice que estamos inmersos en la época de la colaboración.

Como ya he comentado en multitud de ocasiones, el gran reto de las organizaciones es adaptar su modelo de negocio y así lograr una construcción activa del conocimiento; para ello las empresas deben perseguir el aumento de su coeficiente colaborador.

El trabajo colaborativo persigue una mayor productividad a través de la inteligencia colectiva, para ello debe existir una comunicación eficaz en la organización. Es en este punto donde a veces hay confusión, ya que existe la creencia de que la comunicación viene dada por un buen ambiente laboral, lo que en su mayoría de veces es cierto, pero no suficiente. Se debe impulsar la autonomía en el trabajo de las personas buscando incentivar su capacidad de aprendizaje actitud emprendedora como antecedentes de la innovación.

Cuando una organización es abierta, escucha y permite la interacción con el entorno, se generan una serie de beneficios empresariales:

  • Fuente interna de innovación
  • Mayor autonomía
  • Mejora del clima organizacional
  • Mayor productividad
  • Mejora de la vigilancia del entorno

En los momentos que vivimos actualmente, la incertidumbre es un rasgo inherente a las empresas, por eso éstas deben adaptarse para sobrevivir. Gracias a la capilaridad organizacional el conocimiento fluye dotándo a la empresa de espacio suficiente para aplicar una metodología que permita la interacción entre los colaboradores, consiguiendo la captación de conocimiento útil para la actividad empresarial.

Siempre se ha dicho que la información es poder. Lo que unido a esta adaptación a los nuevos tiempos, permitirá un mayor dinamismo y el establecimiento de una configuración que mejore la toma de decisiones, gracias al aumento del valor de dichas interacciones, mejorando asimismo el sistema de vigilancia de la organización.

Creo que es necesario hacer una mención especial a las nuevas posibilidades ofrece la permeabilidad, por ejemplo en la detección de nuevas tendencias, que permite una aproximación a los mercados para conocer los comportamientos del consumidor.  En conclusión, detectar el cambio y facilitar la respuesta.

El talento individual es un requerimiento básico, pero es insuficiente en una época donde el triunfo es de la colectividad.

En definitiva, el objetivo es ser una empresa en red , lo que requiere de transparencia, algo que no siempre resultará fácil, ya que implica vencer las estructuras piramidales y las reticencias de las personas a contribuir.

Como dice Alfons Cornella “El conocimiento debe ser el sistema nervioso de toda la empresa” :)